Pollo a la Cerveza con Patatas

  • Pollo a la Cerveza
    Tradicional

  • Pollo a la Cerveza
    con Tomate

  • Pollo a la Cerveza
    con Almendras

  • Pollo a la Cerveza
    con Pasas

  • Pollo a la Cerveza
    con Piñones


  • "Pollo a la Cerveza con Patatas"

    Pollo a la Cerveza con Patatas





    Una de las mejores y más completas recetas que te vamos a mostrar es esta para hacer pollo a la cerveza con patatas, una receta perfecta para almorzar cualquier día del año y con la que sorprender a los invitados.

    Ingredientes:

    - Un par de buenas pechugas de pollo enteras
    - Dos o tres dientes de ajo
    - Una cebolla
    - Dos o tres patatas
    - Un poco de harina
    - Aceite de oliva virgen
    - Un pimiento rojo
    - Un pimiento verde
    - Perejil
    - Sal
    - Pimienta negra molida


    Preparación:

    Lo primero que haremos será trocear las pechugas de pollo que usaremos en la receta, para dejarlos bien limpios. Si lo prefieres, en vez de pechuga puedes utilizar unos muslitos troceados o cualquier otra parte que te guste. Una vez estén limpios y secos, échales sal y pimienta por encima, y después pásalos por un plato con harina, para que se cubran bien por todos lados con la misma.

    Calentamos una cacerola o perol con abundante aceite de oliva virgen, cuando alcance una buena temperatura vamos a freír bien todos los trozos de pollo, para dejarlos bien dorados, a fuego suave para que no se quemen. Cuando estén bien hechos, sácalos y déjalos escurrir sobre papel de servilleta para que absorban el aceite sobrante.

    Vamos a picar bien la cebolla, los ajos y los pimientos, y los sofreímos en la misma sartén con aceite de oliva, agregando un poco de sal para facilitar que se pochen bien. Hazlo a fuego lento y remueve bien para que no se peguen los trozos y se hagan por igual, lo que llevará unos 10 minutos más o menos. Mientras tanto vamos a pelar y lavar las patatas, y las vamos a cortar en rodajas finas, que sazonamos a continuación.





    Una vez que la cebolla y el pimiento estén casi pochados del todo, agregamos las rodajas de patata a la sartén, los trozos de pollo que habíamos salteado y un poco de perejil picado, y entonces echamos la cerveza y dejamos unos 20 minutos que se cocine todo a fuego lento. Pasado ese tiempo se evaporará la cerveza y se formará una salsita más o menos espesa. Remueve de vez en cuando para que no se pegue nada, y cuando esté listo, ya puedes servir el pollo con la guarnición, con lo que te quedará un plato estupendo.