Pollo a la Cerveza Tradicional

  • Pollo a la Cerveza
    Tradicional

  • Pollo a la Cerveza
    con Tomate

  • Pollo a la Cerveza
    con Almendras

  • Pollo a la Cerveza
    con Pasas

  • Pollo a la Cerveza
    con Piñones


  • "Pollo a la Cerveza"

    Receta de Pollo a la Cerveza





    Vamos a enseñaros a preparar una de las formas más conocidas para preparar pollo en casa, y es que esta receta de pollo a la cerveza es una de las mejores formas de cocinar el pollo.

    Ingredientes:

    - Un buen pollo troceado
    - Dos zanahorias
    - Una cebolla grande
    - Un par de dientes de ajo
    - Medio pimiento rojo
    - Un pimiento verde
    - Una pastilla de caldo de pollo
    - 750 ml de cerveza
    - Harina
    - Sal
    - Pimienta negra molida
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Para hacer este rico pollo a la cerveza primero vamos a comenzar troceando el pollo y lavándolo después bien bajo con el agua bajo el grifo. Si lo has comprado ya cortado, te evitas este paso, aunque si lo haces tú mismo puedes cortarlo en trozos del tamaño que sea de tu gusto, los cuales te recomendamos que no sean muy grandes, para mayor comodidad a la hora de comerlos. Puedes emplear un pollo entero o las partes que más te gusten, ya sean muslos, pechugas o las que prefieras. Una vez tengamos el pollo lavado y escurrido, lo salpimentamos por todos lados y lo reservamos.

    Por otro lado vamos a pelar y trocear la cebolla, los ajos y las dos zanahorias, y lavamos los dos pimientos, quitándoles el tallo y las semillas interiores y los cortamos en trozos no demasiado grandes. En un recipiente con una buena cantidad harina vamos a ir pasando los trozos de pollo, para enharinarlos bien por todos lados. Una vez que los tengamos todos ya pasados por harina, vamos a poner una olla o cacerola amplia con una buena cantidad de aceite de oliva virgen, y cuando esté caliente vamos a freír en la misma los trozos de pollo enharinados, a fuego medio-fuerte, para que se doren bien por fuera, por todos lados por igual, pero sin que lleguen a quemarse.

    Una vez los tengamos todos bien fritos, los dejamos escurrir sobre papel absorbente. Hay quien prefiere freírlos enteros en abundante aceite, hazlo como prefieras. En la misma olla dónde hemos frito el pollo, vamos a sofreír los ajos, la cebolla, la zanahoria y los pimientos, con un poco de sal por encima para ayudar a que se pochen bien. Dejaremos a fuego medio durante unos minutos hasta que las verduras se ablanden y se doren un poco, removiendo de vez en cuando para que no se quemen y queden bien cocinados por todos lados.



    Una vez tengamos el sofrito bien hecho, incorporamos de nuevo a la cacerola los trozos de pollo fritos, agregamos una pastilla de caldo de pollo por encima, y a continuación vertemos la cerveza, unos tres cuartos de litro, o un poco más si es necesario, ya que debe quedar cubriendo totalmente los trozos de pollo. Dejamos que se cocine sobre 25 minutos a fuego medio, hasta que se consuma la cerveza y se haga el pollo del todo. Y una vez nos quede todo bien hecho, servimos el pollo a la cerveza siempre en caliente, acompañado de unas patatas fritas o cualquier otra guarnición que nos guste.